PEDERNAL 

Se encuentra a 90 km de la Ciudad de San Juan, en la Jurisdicción del Departamento Sarmiento, al Oeste de la villa cabecera Media Agua en la Provincia de San Juan. Se localiza en un valle pre-cordillerano en relación con la cuenca del Rio del Agua.

Su nombre significa “Piedra del Fuego” en alusión a los minerales que se encuentran en la zona.

Fue declarado PAISAJE PROTEGIDO mediante la Ley Provincial Nº 7028, sancionada en Mayo del 2000, con el propósito de conservar las características naturales del mismo, características atrapantes como el silencio y el frescor del aire precordillerano entre otras bondades de la tierra.

Tiene una abundante vegetación (variedades de jarillas, de penachos y bosquecillos de algarrobos), también se pueden observar varias especies de aves (como el pitajo canela, milano blanco, batitu y el pitayumi).

Posee buenas características climáticas para la producción de vinos de excelente calidad. Está a una altitud de 1400 m.s.n.m, con una variación térmica. Durante el período de madurez de las uvas de enero a abril, las temperaturas medias máximas van de 28 ° a 24°C, las mínimas medias de 10° a 4°C, con una amplitud térmica diaria de 20° a 14°C. Esta condición de diurnas moderadas y nocturnas bajas, generan una gran amplitud térmica y condiciones especiales para la madurez de las uvas. 
Un dato a destacar es el agua de riego, proveniente de acuíferos subterráneos que se nutren con el deshielo de las altas cumbres de la Cordillera de los Andes.

Desde las primeras comunidades que allí se asentaron, como los Huarpes (sg. XIII) supieron aprovechar las bondades de estas tierras, ellos vivían de la recolección de frutos, caza de guanacos y pesca en la Laguna de Huanacache. Luego la llegada de los Incas y posterior arribo de los españoles conquistadores produjeron cambios significativos en la región.  Se construyó un sitio vincular con el Distrito Huanacache y con el vecino país Chile.

A fines del 1800 comienzan a construirse algunas de las casonas que hoy podemos ver en las entrañas del pueblo, en ellas se pueden observar las paredes de adobones, con ventanales y puertas de tamaño significativos. 

Fueron estas primeras familias que allí vivieron las que convencidas de que estas tierras les darían el futuro exitoso que tanto venían persiguiendo, apostaron al trabajo en las tierras de este lugar lleno de magia y encanto, donde las vertientes  de agua forman arroyos y el clima es el ideal para obtener el fruto deseado, familias emblemáticas en la actividad vitivinícola fueron pioneras en Pedernal  y en la actualidad podemos celebrar premios internacionales  obtenido por vinos nacidos en el Pueblo.

Pedernal es un terruño que se caracteriza por un suelo en el que se destaca la presencia de piedras de sílice (pedernal) y una gran capacidad para retener agua, lo que junto con una gran amplitud térmica y la disponibilidad de agua proveniente de la cordillera que recorre el valle por ríos subterráneos, aporta las condiciones para el desarrollo de uvas de alta calidad. 

Los vinos de Pedernal son intensos, por momentos exóticos, dotados de una gran frescura y un perfil aromático y gustativo que los distingue de los tintos de otros valles sanjuaninos.

Una de las obras de ingeniería más importantes del lugar es el Dique Las Crucecitas y Los Loros (1960) ésta ayudo a embalsar el agua proveniente del Rio del Agua y así aprovecharla de la mejor manera para las distintas industrias.

Este paraíso natural que se encuentra en un valle escondido, protegido de plagas naturales y lejos de la civilización, es ideal para el crecimiento natural y orgánico de diferentes frutas, y la producción de vinos intensos, complejos y elegantes de personalidad única. Allí nuestros viñedos están plantados sobre esta misteriosa prominencia, formada por rocas sedimentarias paleozoicas y ofrece a los visitantes una tranquilidad, frescura y contacto con lo natural y a su vez toda la calidez del pueblerino que abre sus puertas a todo aquel que llega hasta allí.

 

 

error: Contenido protegido